Licencia DRM en Android: qué es y qué supone para el usuario

Las licencias DRM son algo que llevan ya muchos años disponibles, pero siguen siendo un concepto desconocido para muchos. Además, hay que tener en cuenta también que existe la licencia DRM en Android, por lo que se trata de algo que afecta también a los usuarios en el sistema operativo de Google. Pese a ello, muchos no saben lo que este concepto significa o cómo les afecta.

Es por este motivo que a continuación os vamos a contar todo lo que necesitáis saber sobre esta licencia DRM en Android. Desde qué es y para qué sirve, a las implicaciones que puede tener para los usuarios con dispositivos Android. Si tenías alguna duda sobre este concepto, esperamos que de este modo vaya a quedar resuelta.

Os vamos a hablar en primer lugar sobre la tecnología DRM y sus licencias, algo presente desde hace años. Gracias a esto podéis saber más sobre el uso o aplicaciones de esta tecnología en la industria en general, antes de que finalmente hiciera su entrada en  Android hace unos años. Una vez sepamos más sobre esta tecnología, vais a poder ver también la manera en la que se ha aplicado la misma en Android. Ya que la finalidad de su uso en Android, si bien ha sido controversial, es diferente a la forma en la que se usa en la industria de contenidos en general. Así que tener estas diferencias en cuenta se hace algo necesario para los usuarios.

Licencias DRM

DRM son las siglas de (Digital Rights Management), que en castellano se traduce como la administración de los derechos digitales. Este es un concepto que siempre ha sido polémico de cara al usuario final. Las licencias DRM no son algo exclusivo de un sistema operativo como Android, ya que son algo que se puede ver en otras áreas también. De hecho son algo que se lanzaban antes en otros campos antes de que llegaran a Android y sus apps y juegos.

DRM es una tecnología que busca evitar que determinados contenidos con derechos de autor se vayan a poder copiar y compartir de forma libre entre la comunidad. Es decir, básicamente nos encontramos ante un software cuya finalidad es la de luchas contra la piratería en la red. Los contenidos a los que hace referencia pueden ser de lo más variados, ya que pueden ser discos o música en general (canciones sueltas), libros o películas, entre otros.

Este DRM es una forma en la que la industria de contenidos pueden asegurarse, en la medida de lo posible, que van a recibir su dinero o un pago por las obras que son suyas y que han sido distribuidas en medios digitales. Desde sus inicios se trata de una tecnología que ha sido controversial, pero con el paso del tiempo se ha podido ver que su uso se ha ido ampliando de forma clara en más segmentos. De hecho, estas licencias DRM han acabado llegando incluso a Android, aunque no sin polémica.

La llegada de la licencia DRM a Android

En 2018 Google anunciaba la introducción de este concepto, la licencia DRM en Android. La propia empresa alegaba la seguridad como el motivo por el que se introducían. Si bien este anuncio fue algo que generó muchas críticas por parte de la comunidad de usuarios. Ya que se puso en duda que el motivo del uso de DRM fuera realmente la seguridad de las apps, juegos o de los propios usuarios en el sistema operativo, pese a las afirmaciones de Google.

Google anunciaba que gracias al añadido de los DRM en todas las APK que son distribuidas desde su tienda de apps la Google Play Store, se podría ayudar a los desarrolladores de aplicaciones y juegos. El argumento de la firma americana era que los desarrolladores iban a poder llegar a una audiencia mayor gracias a esto. Además, al mismo tiempo se podía verificar la autentificación de las aplicaciones no distribuidas por los canales oficiales, algo también de importancia, al luchar contra el fraude. Esto sería algo posible hasta cuando el teléfono donde se haya instalado la aplicación en cuestión no disponga de conexión a la red.

Debido a este cambio en su política, la idea era que las aplicaciones que se hayan distribuido de forma offline, como en países donde las conexiones a Internet son inestables o malas, puedan tener acceso a actualizaciones oficiales en forma de OTA también. De la misma manera que lo haría una app que se ha descargado de manera oficial, en la tienda de apps y usando una conexión a Internet que funciona de manera correcta.

¿Para qué se usan las licencias DRM en Android?

La introducción de las licencias DRM en Android fue algo controvertido a nivel mundial, porque desde el principio se puso en duda el argumento empleado por la empresa para la introducción de las mismas. Se ponía en duda que fuera la seguridad el motivo de su uso. Sobre todo porque esta tecnología es algo controvertido desde hace bastante tiempo. ¿Había realmente otros planes detrás de estas licencias? En el caso de Android no había otros planes o intenciones.

Las licencias DRM son algo incluido por los desarrolladores de aplicaciones en Android con la finalidad de obtener algunos beneficios adicionales, eso es cierto, pero porque se protege su desarrollo. La estructura de estas licencias hace posible su utilización en Android. Estas licencias son realmente las encargadas de ejecutar los términos de uso establecidos por los desarrolladores de las aplicaciones y juegos. Esos términos son algo que normalmente podemos leer en la Google Play Store, de manera que se conocen antes de que se vaya a descargar esa app en cuestión en un dispositivo. La licencia DRM se encarga de que se ejecuten estos términos en los teléfonos Android en los que estas aplicaciones se han descargado.

Los dispositivos Android se ejecutan en una plataforma donde se garantizan los derechos de protección de diversos contenidos. Es decir, los derechos de los dueños y/o creadores de este contenido están protegidos en todo momento. También los de las compañías de medios digitales quedan protegidos en este caso. Además, al mismo tiempo, esta estructura va a interactuar con un servidor de licencias para Android, ya que sin ellas sería imposible poder disfrutar plenamente de los productos que hay disponibles en la tienda de aplicaciones, por ejemplo.

Cualquiera de las aplicaciones o juegos que estén disponibles en la Google Play Store en Android va a poder usar de las licencias DRM de aplicaciones. Ellas son por tanto las que definen los términos de uso de estas herramientas, así que permite que los desarrolladores vayan a mantener un cierto control sobre sus desarrollos (sus aplicaciones y juegos), así como sus propios intereses. Es una forma de evitar un mal uso de sus creaciones.

Estas licencias son además las encargadas de detectar cualquier manipulación o cambio que se realice sobre estas apps. Permiten  que los desarrolladores sepan si esto ocurre, si se han producido cambios que no se han permitido. También que entonces puedan tomar acciones al respecto, como administrar estos cambios. Las licencias DRM se aseguran de que los usuarios vayan a pagar por las aplicaciones, ya que son algo que se ve únicamente en las apps de pago en la tienda de apps, no se ven en esas apps o juegos que se pueden descargar de forma gratuita.

¿Cómo afectan al usuario final?

Hace ya casi cuatro años desde la licencia DRM llegara a los dispositivos o apps en Android. Una de las principales dudas sobre la introducción de esta tecnología en Android era la forma en la que iba a afectar al usuario final. Los desarrolladores de aplicaciones ganan de forma clara en este caso, ya que obtienen un canal de distribución de confianza, al saber en todo momento que sus productos se lanzan de una forma segura y que se van a poder detectar en todo momento posibles cambios o manipulaciones que se realicen. Además de buscar darle algo más de tranquilidad al usuario cuando descargue apps en su smartphone. Ya que se sabe que es algo más seguro de este modo.

Mientras que los usuarios ganan un poco más de libertad a la hora de acceder a aplicaciones en forma de APK fuera de la tienda de aplicaciones. Así como poder instalar las APK con la misma seguridad. La idea es que el DRM en las aplicaciones sirva como una garantía a la hora de descargarlas en el dispositivo. Ya que incluso cuando hayamos descargado alguna app o juego fuera de la tienda oficial de Android (la Google Play Store), la app llegará a nuestro dispositivo sin modificaciones de terceros. De esta forma nos aseguramos de que estamos descargando algo más seguro, que no supondrá un peligro para el teléfono o nuestros datos personales. Ya que si hay una modificación que no podemos ver, esto puede suponer un riesgo para el usuario, al poder haberse añadido malware a esa app en cuestión, por ejemplo. Estas licencias buscan que esto ocurra en las apps y juegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *